Imagen de un hombre tocando una guitarra

Dos consejos para ayudarte a empezar una carrera en la música

¿Ha decidido recientemente que quiere seguir su pasión por la música, pero no tiene idea de por dónde empezar? Si has estado creando canciones como hobby durante algún tiempo y deseas empezar una carrera con ello, has venido al lugar correcto. En este blog, cubro todas las piezas significativas y también los pasos iniciales que tendrás que pensar a la hora de sentar las bases de tu carrera como artista independiente.
Incluso si tu objetivo es firmar con un sello musical importante, creo que todavía necesitas usar estos pasos. Sólo debes saber que en el entorno actual de la industria, gracias a Internet, ya no dependes de las discográficas para hacer carrera en la música. Tienes la flexibilidad de hacerlo tú mismo.

Aunque firmar con una gran discográfica tiene sus ventajas, ya que pueden ofrecer recursos, enlaces y también experiencia que te permiten concentrarte más en las facetas innovadoras. Sin embargo, puede tener un precio que no creo que muchos músicos quieran pagar, como el de ser dueños de tu música. Sólo debes saber que la estrategia que defiendo es totalmente independiente, en la que controlas todas las facetas de tu trabajo y también los resultados.

Traten su profesión musical como un negocio

Te guste o no, ser músico se parece a empezar una nueva empresa. Parte del procedimiento de avance de un artista es descubrir cómo manejar su propio negocio e idealmente convertir su entusiasmo en una vida sostenible.

En un sentido estándar, tu música es tu producto, como las copias físicas de tus canciones. Pero también eso está cambiando. Tu marca se ha convertido en la mercancía que monetizas a través de tu negocio, así como en los billetes para verte llevar a cabo. Independientemente del tipo de producto que tome, necesitas operar como una entidad empresarial. Hay varios diseños de compañías de música que puedes implementar, así que es necesario estar al tanto de cuáles son, así como localizar lo que funciona mejor para ti.

  • En algún momento, tendrás que hacerlo:

  • Crear una estrategia de publicidad y marketing
  • Reconocer su mercado objetivo o su nicho específico
  • Comprender y también aplicar la marca
  • Trabaje con un contador para que se encargue de los impuestos financieros y de los datos.
  • Protege tus activos (música).
  • Habla con un abogado para que te ayude con los contratos.

Si planea pagar a otros para que se ocupen de partes de su negocio y también de la publicidad, es importante que siga educándose por su cuenta en estos lugares y que reconozca lo que puede anticipar de ellos. Puede que desprecie los aspectos comerciales, sin embargo, todavía necesita estar informado para tomar las decisiones organizativas adecuadas para su profesión.

Asegúrate de que tienes una forma de ganarte la vida

En la cultura popular, pensamos románticamente en la sugerencia de dejarlo todo atrás y dirigirnos a la gran ciudad para perseguir nuestros intereses. Tristemente, típicamente, es más un sueño que una verdad. Si usted está económicamente bien o ha desarrollado un fuerte seguimiento a través de otro sector después de que tal vez esto no se aplica. Pero para el resto de ustedes, su prioridad principal debería ser hacer algo que pague las cuentas para mantenerse a flote mientras hacen canciones en el lado.

Porque todos tenemos gastos que pagar y también otras obligaciones de los adultos, no sienten que tener un trabajo diurno sea negativo. Reconozco a los artistas que funcionan de 9 a 5 y luego hacen canciones y también actúan en espectáculos por las noches. Mientras que algunos tuvieron el privilegio de poder saltar directamente a las canciones sin tener que trabajar en un trabajo normal, lo más probable es que el escenario de cada persona sea diferente. El éxito en el sector de la música tiene muchos cursos diferentes, así que bienvenido a tu viaje especial. Este cambio a un músico a tiempo completo es un procedimiento, así que asegúrate de que tienes formas de sostenerte por tu cuenta.

Puedes tener un trabajo que beneficie tu futuro haciendo prácticas o trabajando en un puesto relacionado con la música (lugares, sellos, instituciones de canciones, etc.). Además, la formación en música como un trabajo complementario para complementar los ingresos también puede ayudar.
Por último, mientras tengas un trabajo diurno, aprende los diferentes flujos de dinero y también las posibilidades asociadas a la música. Las principales son las actuaciones en vivo/giros, la oferta de comercio, así como la concesión de licencias de música. Comprender y aprovechar al máximo estas alternativas mejora tus oportunidades de pasar de tu trabajo diurno a hacer música a tiempo completo.

Conoce a Emma Guerrero Mosquera

Nació en Guayaquil, Ecuador el 4 de abril de 1994 y actualmente es una de las influencers más famosas de dicho pais, tras hacer videos musicales en la famosa plataforma TikTok. Dio el salto a la fama como actriz en el reality show «Combate» luego de realizar sus estudios de actuación en Colombia y la Universidad de Palermo, Argentina.

emma guerrero

En los ultimos dias su nombre ha tenido una gran cantidad de busquedas en los buscadores más conocidos a nivel mundial gracias a que el pasado 14 de Julio del presente año, fue filtrado un xxx video de la joven ecuatoriana junto al reconocido actor Venezolano, José Ramón Barreto quien protagonizo la serie de Netflix sobre la vida de Bolívar el Libertador Venezolano.

Ambos intérpretes se conocieron en las grabaciones de la novela «Sharon, la hechicera». Sus personajes fueron Daniel Segale y Priscila. Y entre grabaciones parece que surgió la química que ahora por mala suerte se ha filtrado. Según Emma, este corresponde a una grabación íntima hecha dos años atrás y no representa ninguna infidelidad.

En su cuenta de Instagram, donde tiene más de 500 mil seguidores explica que se «siente víctima» por ser una situación muy íntima en donde ahora se viola su privacidad.

Conoce a José Antonio Labordeta

Conoce a José Antonio Labordeta

Las generaciones más jóvenes tal vez sólo hayan conocido a José Antonio Labordeta en su faceta política, la de aquel Diputado sin duda peculiar, que se salía de la norma, sin trajes de postín, sin “pelucos” imposibles y sin ese aura que rodea a los políticos profesionales que no se bajan del coche oficial desde que entran en política.

Efectivamente, José Antonio Labordeta contrastaba sobremanera en el Congreso de los Diputados, un personaje que, para los más jóvenes, no se entendía muy bien qué hacía ahí, un hombre tan sencillo en medio de tanta artificiosidad, en unos tiempos en los que la imagen resulta primordial en todos los órdenes de la vida y, cómo no, también en el político.

Ciertamente, para los tiempos que corren, José Antonio Labordeta era un hombre peculiar, pero no sólo en lo político, sino en todos los órdenes de la vida. Un hombre hecho a si mismo, sencillo, de la tierra y con los pies en la tierra; poeta, maestro y catedrático; músico, político y, sobre todo, persona, concepto que se echa de menos hoy, como un recuerdo de otros tiempos en los que la necesidad se hacía virtud y las gentes eran lo que aparentaban, tiempos sin compartimentos estancos en los que la mejor carta de presentación era un buen apretón de manos y en los que la palabra valía lo mismo o más que el papel en que se escribía. Eran otros tiempos y en ellos se amamantó y forjó este viajero de la vida que, por fin, encontró posada y fonda para descansar.

José Antonio Labordeta Subías cogió su mochila y se la echó a la espalda para iniciar su viaje por la vida un 10 de marzo de 1935 en Zaragoza, la ciudad que le vio nacer en el seno de la familia formada por Miguel Labordeta y Sara Subías. Un viaje que José Antonio Labordeta dedicó a vivir por y para la libertad, tanto colectiva como individual, tanto desde la cultura como desde la política, con sus poesías, con su prosa, con sus canciones y, por su puesto, con esa forma tan directa, tan llana, tan clara y tan sincera de decir las cosas que lo “políticamente correcto” hoy día asimila tan mal.

Un viaje en el que Labordeta tomó la vereda izquierda en unos años, los de la transición española, en los que prácticamente era obligado; así, participó en la creación del Partido Socialista de Aragón durante la transición, fue Senador por Izquierda Unida y, finalmente, Diputado por Chunta Aragonesista, a pesar de lo cual siempre concitó las simpatías de izquierda y derecha, precisamente por el carácter llano y sincero del que siempre hacía gala.

Pero siendo su trayectoria política abultada, Labordeta tenía una personalidad polifacética que se plasmó especialmente en el ámbito de la cultura, ya fuera en su vertiente poética, en su prosa o, cómo no, en la de cantautor, faceta esta última por la que siempre ha sido más conocido y la que, sin duda, le valió su fama durante la etapa de la transición a la democracia en los 70.

Efectivamente, fue su faceta como cantautor por la que, durante muchos años, fue conocido, con una canción que se convirtió en todo un himno: “Canto a la Libertad”; una canción que incluso algunos pretenden convertir en el himno de Aragón, por la fuerza y el simbolismo con que Labordeta la cantaba, por la intensidad con la que transmitía al auditorio el anhelo de libertad en unos años cargados de incertidumbre por el futuro.

Y es que, cuando Labordeta cantaba, lo hacía desde sus raíces, cantaba al pueblo y desde el pueblo, canciones que hablaban de su tierra, de sus gentes, de sus sueños y esperanzas, todo ello de una forma que pocos cantautores del momento podían transmitir, de ahí que, progresivamente, José Antonio Labordeta fuera convirtiéndose en un icono de la transición democrática, en un símbolo de la lucha por la libertad, cualquiera que fuera el color político.

Pero la figura de José Antonio Labordeta no se agotó en aquellos años de inquietud, ya que, con el pasar de los años, la edad fue dando sosiego y poso al revolucionario, quien supo cambiar con los tiempos y adaptarse a la realidad de cada momento, pero sin, por supuesto, renunciar a sus raíces, ejemplo de lo cual fue su participación en la serie documental de Televisión Española.

“Un país en la mochila” durante nada menos que siete años, durante los cuales, mochila en ristre, recorría cada rincón de la geografía española para mostrarnos la cultura y tradiciones de los pueblos de España en un periplo en el que su personaje mostraba su sencillez y cercanía de pueblo en pueblo, descubriéndonos los lugares más recónditos y las gentes más extraordinarias por sencillas del interior de nuestra “Piel de Toro”; un periplo en el que se nos mostraba un Labordeta tal y como era: sencillo, llano, sin dobleces, que gustaba de la compañía de ese mismo tipo de gentes, ya fuera un pastor, ya fuera una anciana que le relatara la Historia de un pueblecito que, por los avatares de la vida moderna, estaba condenado a morir lentamente.

José Antonio Labordeta era un hombre de raíces, de los que ya van quedando pocos, enamorado de su tierra y de sus gentes, sencillo, terco como maño que era, pero amable en esa misma terquedad. Labordeta tuvo una vida plena, porque fue una vida carente de lujos materiales, no exenta, en cambio, de los lujos espirituales que consisten en querer y ser querido por los suyos, que lo ven alejarse en su último viaje, con toda una vida en su mochila llena de recuerdos y de anhelos, cumplidos o no. Labordeta se nos fue, pero nos ha dejado su vida como ejemplo y recuerdo, una vida sencilla y llana, como no podía ser de otra forma y como, seguramente, él quisiera ser recordado.